Click here to see COVID-19 updates

Archbishop's Appeal

The Archbishop’s Appeal is the annual fundraising campaign that provides supplemental financial assistance to institutions, programs and ministries affiliated with the Catholic Church throughout the Archdiocese of San Antonio.

Learn More about the Archbishop’s Appeal Make a Donation to the Archbishop’s Appeal.
  • 4,500,000
  • 4,000,000
  • 3,000,000
  • 2,000,000
  • 1,000,000

Directrices para la Reapertura de la Misa al Público



downloadDecreto del Arzobispo Gustavo sobre la Reapertura de la Misa al Público (Español) (PDF)


downloadDirectrices para la Reapertura de la Misa al Público (PDF)


downloadApéndice I: Lista de verificación para iglesias / lugares de culto del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (PDF)


linkLimpieza y desinfección para establecimientos comunitarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades


downloadApéndice II: Pautas para los asistentes a misa (PDF)


La misa dominical se volverá a abrir al público a partir del fin de semana del 23 y 24 de mayo de 2020.

La dispensa otorgada por el Arzobispo Gustavo para todos los católicos de la obligación de participar en la misa dominical y otros días santos de precepto dentro del territorio de la Arquidiócesis de San Antonio, otorgada el 13 de marzo de 2020, permanece vigente hasta su derogación. En caso de otra emergencia sanitaria, la misa pública puede suspenderse nuevamente.

El Arzobispo Gustavo alienta firmemente a las personas mayores y en riesgo a quedarse en casa y participar en la misa por medio de la television católica o la transmisión parroquial en vivo.


Normas Generales

Con respecto a la cantidad de asistentes permitidos en la misa, todas las misas celebradas en la Arquidiócesis de San Antonio deberán cumplir con las directrices de las autoridades estatales y locales vigentes en el momenta de la misa.

1. Seguir las órdenes ejecutivas de las autoridades civiles y las directrices de la Arquidiócesis de San Antonio.

2. En toda la Arquidiócesis el número de personas que pueden ingresar al templo para la misa se limita al número que puede mantener un distanciamiento social apropiado.

3. Si una parroquia o capilla no puede mantener el distanciamiento social y el saneamiento necesarios, debe permanecer cerrada para las misas públicas.

4. Cualquier persona que se sienta enferma o que presente síntomas de COVID-19 debe quedarse en casa.

5. Las parroquias deben tener equipos capacitados y preparados para desinfectar la iglesia y apoyar el distanciamiento social antes de abrir.


Saneamiento del Templo (Ver Apéndice I)

downloadApéndice I: Lista de verificación para iglesias / lugares de culto del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (PDF)


linkLimpieza y desinfección para establecimientos comunitarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades


1. Antes y después de cada misa y otras ocasiones en que se usa el recinto, limpie y desinfecte todas las superficies que los feligreses puedan tocar. Incluya la desinfección de los baños.

2. Reconociendo que cada parroquia tiene muchos tipos de superficies para desinfectar, se recomiendan desinfectantes a base de alcohol para superficies de madera. Los limpiadores a base de cloro pueden dañar las superficies de madera.

3. El personal de limpieza de la parroquia debe usar mascarillas y guantes al desinfectar. Todos los empleados y voluntarios deben lavarse o desinfectarse las manos al ingresar a la iglesia.


Ambiente de la Iglesia

1. Los asistentes a la misa mantendrán una distancia de seis pies respecto de los demás cuando entren a la iglesia. Se requerirán máscaras para todas las personas, excepto aquellas demasiado jóvenes para usar una máscara durante toda la misa y cualquier persona que no pueda quitarse una máscara sin ayuda.

2. El número de personas que pueden ingresar a la iglesia se limitará al número que pueda mantener las pautas de distanciamiento social de un mínimo de seis pies entre las personas. Cuando se alcance la capacidad, los feligreses pueden ser dirigidos a un espacio de desbordamiento si hay uno disponible.

3. Cada parroquia debe diseñar un patrón de asientos para mantener un distanciamiento social adecuado. Todos los asistentes a la Misa se sentarán de acuerdo con el plan de asientos de la parroquia. Se pueden designar secciones separadas para responder a las necesidades particulares de las personas.

4. Todos los materiales impresos sueltos deben retirarse de la iglesia. Los boletines y avisos deben mantenerse en las áreas de salida. Todos los cancioneros, misales, materiales de papel normalmente disponibles, etc., deben retirarse hasta nuevo aviso.

5. Las fuentes de agua bendita deben permanecer vacías por el momento.

6. Debe haber desinfectante de manos disponible en la entrada de la iglesia, en la sacristía y cerca del área del altar.

7. Las puertas de entrada y salida deben estar adecuadamente designadas con letreros y monitoreadas. Los que ingresan deben ser contados para cumplir con los límites de capacidad.


Durante la Misa

1. El sacerdote que preside no necesita usar una máscara, excepto durante la distribución de la Sagrada Comunión. Sólo el sacerdote que preside debe venerar el altar con un beso al comienzo y al final de la misa. Los concelebrantes deben estar separados por la distancia requerida de seis pies.

2. Si un diácono sirve en la misa, debe mantener una distancia radial de seis pies de quien preside y de otros ministros.

3. Si es necesario un monaguillo, elíjase a los maduros que puedan mantener los requisitos de distancia socials.

4. Cantar, especialmente cerca de otros, puede aumentar el riesgo de propagación viral. La música sola es la opción más segura en este momento. Si hay coro, cada miembro debe usar una máscara y mantener intervalos de seis pies entre sí.

5. Durante el Signo de la Paz, se alienta a los fieles a saludarse con un simple gesto con la cabeza o con algún otro de saludo mientras se mantiene la distancia radial requerida de seis pies.

6. La(s) canasta(s) de recolección no deben pasarse entre los feligreses. (Se pueden usar canastas de recolección de mango largo si el ujier puede mantener la distancia social requerida). Las canastas de recolección ubicadas cerca de la salida de la iglesia permitirán a las personas hacer contribuciones al salir. Los ujieres deben monitorear las canastas de recolección.

7. Se omitirán procesiones de pan y vino durante este tiempo. Los panes del altar que se hayan clasificado previamente en el copón (use la tapa) se colocarán en la credencia antes del comienzo de la misa. Durante la preparación de los clones, el copón cubierto se colocará sobre un corporal separado al final del altar hasta el momenta de la distribución.

8. La comunión por el cáliz está reservada al sacerdote que preside hasta nuevo aviso. La intinción no está permitida.

9. Los sacerdotes, los diáconos y los ministros extraordinarios de la Eucaristía deben usar una máscara y desinfectar sus manos inmediatamente antes de administrar la Sagrada Comunión y nuevamente después de la distribución a todos.

10. Se pueden usar múltiples estaciones de comunión siempre que se observen patrones de tráfico unidireccionales.

11. Los ujieres guiarán a los fieles a recibir la Comunión. (Cada parroquia establecerá procedimientos para la distribución de la Eucaristía respetando estas pautas).

12. Se recomienda el uso de desinfectante personal para manos por parte de los feligreses antes de abandonar la banca. Las personas deben presentarse en una sola línea de comunión en el pasillo designado a intervalos de seis pies. Todos los pasillos deben ser de un solo sentido. Deben usarse máscaras en la fila de comunión y estas deben bajarse mientras se está en la fila antes de acercarse al ministro de la comunión. Después de la comunión, la máscara debe levantarse inmediatamente. La comunión se recibirá solo en la mano.

13. Después de la bendición final, los ujieres ayudarán a despedir a los feligreses de acuerdo con el plan de la parroquia y de una manera que permita el distanciamiento social.

14. Los boletines y otros materiales para distribución deben colocarse en las salidas para que todos los reciban al salir.

15. Los sacerdotes y los diáconos no deben tener contacto fisico con los feligreses cuando salgan.


Pautas para Clerigos

1. Los sacerdotes y los diáconos& deben mantener una distancia de seis pies el uno del otro y de los feligreses. Los sacerdotes y los diáconos no deben pararse en el área de entrada antes o después de la misa.

2. Los sacerdotes y los diáconos son responsables de controlar el distanciamiento social en la sacristía.

3. El copón debe rellenarse previamente en la sacristía y colocarse en la credencia, lista para ser llevada al altar en la preparación de los clones. El número de copónes debe coincidir con el número de ministros ordinarios y extraordinarios. El altar permanece libre hasta el momento de la preparación de los dones. La tapa del copón debe permanecer colocada hasta el momento de la distribución.

4. Para el signo de la paz, debe hacerse una simple inclinación de la cabeza o algún otro gesto de saludo mientras se mantiene la distancia radial requerida de seis pies.

5. Cuando se concelebra la misa, cada sacerdote debe usar y purificar su propio cáliz.

6. En la preparación de los clones, el copón debe colocarse en un corporal separado al final del altar y permanecerá allí hasta el momento de la distribución.

7. Solo el sacerdote elevará tanto el cáliz como la patena (copón) durante la doxología dentro de la Oración Eucaristía.

8. Cuando un sacerdote o diácono planea distribuir la comunión, debe desinfectar sus manos inmediatamente antes de la distribución y nuevamente después de la distribución a todos. Los sacerdotes y los diáconos llevaran una máscara durante la distribución de la Eucaristía.


Pautas para la Asamblea

Por favor consulte la hoja de información al final de este documento, Apéndice II, Pautas para los asistentes a misa.


downloadApéndice II: Pautas para los asistentes a misa (PDF)


Pautas para Funciones Específicas

Monaguillos

Si se necesitan monaguillos en su parroquia, se deben elegir aquellos que sean más maduros y que puedan mantener el distanciamiento social.

Coro

El coro debe ser limitado. Los miembros del coro deben mantener el distanciamiento social radial de seis pies requerido en el área del coro. El coro debe usar cubiertas para la cara cuando canta. Los instrumentos de viento no deben usarse en este momento.

Ministros Extraordinarios

Los ministros extraordinarios de la Eucaristía (EM) deben usar máscaras durante la distribución de la comunión. Deben desinfectar sus manos inmediatamente antes y después de administrar la Sagrada Comunión.

Lectores

Los lectores deben usar una máscara e intentar no tocar el ambón o el micrófono, si es posible.

Sacristanes

Se permite un sacristán a la vez en la sacristía a menos que el espacio permita una distancia de seis pies entre dos sacristanes. Idealmente el sacristán llegará antes de que el sacerdote y el diácono entren en la sacristía para preparar los vasos sagrados para la misa.

El copón debe estar lleno previamente y con la tapa puesta, y debe estar colocado en la credencia para llevarlo al altar en el momento de la preparación de los dones. El copón Ueno y cubierto se colocará en un corporal separado al final del altar hasta el momento de la distribución. El número de copónes debe coincidir con el número de ministros ordinarios y extraordinarios.

Al concluir la misa, los sacristanes deben lavar los vasos sagrados con agua y jabón y secarlos antes de que comience la siguiente misa.

Ujieres

1. Algunos ujieres, debido a su edad o alto riesgo, deberían reconsiderar servir en este momento.

2. Los ujieres serán entrenados en la aplicación adecuada de estas pautas, el plan de asientos para la iglesia y el plan para los feligreses que entran y salen de la iglesia.

3. Los ujieres deben usar máscaras y guantes desechables durante la celebración de la misa.

4. Los ujieres deben contar a los que ingresan a la iglesia. Una vez que se haya alcanzado la capacidad de asientos, los ujieres dirigirán a las personas a un área de desbordamiento, si hay alguna disponible.

5. Los ujieres deben asegurarse de que las personas estén sentadas a seis pies de distancia entre sí, a menos que pertenezcan a una unidad familiar o sean parte del mismo hogar. Los individuos deben mantener la distancia de seis pies de otros que no forman parte de su unidad familiar / hogar.

6. Los ujieres guiarán a los fieles a recibir la comunión.

7. Los ujieres ayudan a controlar el despido de feligreses de una manera que permita el distanciamiento social.

8. Los ujieres monitorearán las cestas de recolección cuando las personas salgan y depositen su donación.


Celebración del Sacramento de la Reconciliación y Otros Actos Litúrgicos

1. Las iglesias, capillas, santuarios y lugares de devoción deben permanecer abiertos en la medida de lo posible para la veneración personal de los fieles, especialmente cuando se adora a Cristo en el Santisimo Sacramento. Cada párroco o administrador debe determinar las horas durante las cuales el lugar puede mantenerse abierto, garantizando la seguridad y el saneamiento.

2. Las parroquias deben continuar celebrando el Sacramento de la Reconciliación, siguiendo los requisitos de distanciamiento social y las pautas de saneamiento. El sacerdote y el penitente deben usar una máscara.