Click here to see COVID-19 updates

Archbishop's Appeal

The Archbishop’s Appeal is the annual fundraising campaign that provides supplemental financial assistance to institutions, programs and ministries affiliated with the Catholic Church throughout the Archdiocese of San Antonio.

Learn More about the Archbishop’s Appeal Make a Donation to the Archbishop’s Appeal.
  • 4,500,000
  • 4,000,000
  • 3,000,000
  • 2,000,000
  • 1,000,000
3550763.00
3550763.00

News

Arquidiócesis restablece obligación de misa dominical y ajusta protocolos COVID

May 18, 2021 | posted by Today's Catholic newspaper

Topics: Archbishop, In the Press, Breaking News


Arquidiócesis restablece obligación de misa dominical y ajusta protocolos COVID

En consulta con varios funcionarios y a la luz del creciente número de personas que han recibido la vacuna contra el COVID-19, el Arzobispo Gustavo García Siller, MSpS, ha declarado que a partir del 23 de mayo, Solemnidad de Pentecostés, la obligación de asistir a misa el domingo y los días santos de precepto se restablece para todos los católicos en la Arquidiócesis de San Antonio.

“Es a través de la Eucaristía, fuente y cumbre de nuestra fe, que somos sostenidos con el alimento vivificante de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”, escribió el Arzobispo en un decreto del 5 de mayo. “Debido a la necesidad espiritual fundamental que tenemos de la participación física semanal en la misa dominical, el tremendo don y el alimento espiritual de recibir físicamente a nuestro Señor en la Sagrada Comunión es de vital importancia para nuestro crecimiento espiritual y es muy necesario en este momento”.

A los católicos que tienen serias razones para no asistir físicamente a misa, se les anima a seguir la orientación que la Iglesia ofrece en el Catecismo de la Iglesia Católica (2181): “La Eucaristía del domingo fundamenta y confirma toda la práctica cristiana. Por eso los fieles están obligados a participar en la Eucaristía los días de precepto, a no ser que estén excusados por una razón seria (por ejemplo, enfermedad, el cuidado de niños pequeños) o dispensados por su pastor propio.” Otros ejemplos son los ancianos y las personas con discapacidades físicas, así como las personas con sistemas inmunitarios comprometidos que han discernido en oración que no deberían asistir físicamente.

“Como católicos regresamos gustosos al altar de Dios para recibir el Pan de Vida de Aquél que da la salud y la alegría a nuestros corazones”, dijo el Arzobispo Gustavo.

En una carta del 14 de mayo dirigida a sacerdotes, directores y líderes de agencias, el Obispo Auxiliar Michael Boulette escribió que, como resultado de tendencias positivas con respecto a la pandemia de coronavirus y debido a la orientación reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), cuyas recomendaciones la Arquidiócesis ha venido siguiendo, ahora se cuenta con suficiente seguridad para hacer más modificaciones a los protocolos COVID-19. Estos son:

  • Continuaremos invitando, en nuestras parroquias, escuelas y agencias, a las personas que no están completamente vacunadas, a que usen cubre bocas cuando estén dentro y rodeados por otras personas. El uso de cubre bocas ya no es necesario para actividades al aire libre. No se requerirá verificación de vacunación. Esperamos que todos actúen con honradez en este asunto por el bien común.
  • Fomentaremos, pero ya no exigiremos, medidas de distanciamiento social. Esto significa que las parroquias, escuelas y agencias pueden reanudar sus operaciones normales.
  • Pedimos que las personas que se sientan enfermas o con síntomas se queden en casa y no regresen al trabajo, la escuela o la iglesia hasta que hayan resuelto sus síntomas durante al menos 24 horas.
  • Las parroquias, escuelas y agencias deben continuar desinfectando sus instalaciones con regularidad.
  • Se anima a las personas a continuar con la higiene de manos adecuada.

El obispo reconoció: “Sé que muchos encontrarán estos cambios exagerados, apresurados, y también algunos sugerirán que todavía pedimos demasiado, pero si todos usamos el sentido común y actuamos con responsabilidad, podemos continuar sirviendo y operar de la manera más segura posible. Continuaremos dando seguimiento a los consejos de los funcionarios de salud y haremos modificaciones en nuestros protocolos a medida que se desarrolle el progreso de la enfermedad”.

Hizo hincapié en que, “¡debemos estar atentos a los más vulnerables que nos rodean, siempre!”

Tanto el Arzobispo Gustavo como el Obispo Boulette han alentado a la vacunación como la herramienta más importante para poner fin a esta pandemia. Las vacunas ahora están ampliamente disponibles en muchas farmacias y clínicas médicas.